miércoles, 24 de agosto de 2016

Peñas las Diez, las Once y Mediodía

Ibón Basa la Mora
Regresamos a la Bal de Chistau, uno de nuestros valles pirenaicos más queridos. Siempre que lo visitamos traemos en la cabeza nuevas ideas para perdernos por sus senderos. Y es que este valle tiene un enorme potencial y hay que exprimirlo al máximo. 

Nos propusimos ascender a la cresta formada por las peñas Las Diez, Las Once y Mediodía. Un lugar mucho menos frecuentado que otros de la zona y que tuvimos la suerte de poder disfrutar en completa soledad. 

Llegando a la Colladeta del Ibón
De acceso relativamente sencillo, estas tres cimas conforman el que quizás sea uno de los relojes solares más grandes del planeta. Llamadas así por la hora a la que inciden los rayos de sol sobre ellas, este reloj solar fue utilizado por las gentes del valle desde antaño para conocer la hora cuando se encontraban faenando en el campo.

Nos desplazamos a la población de Saravillo para coger la pista que asciende al ibón de Plan o Basa la Mora. En época estival hay que pagar 3€ por vehículo y la cuantía recaudada se destina para acondicionar la pista cada año.

La pista se encuentra en bastante buen estado, siempre que se conduzca con precaución. Hay numerosos badenes, necesarios para la conservación de la misma. Aproximadamente, en unos 40 minutos recorreremos sus 14 kilómetros y llegaremos al refugio no guardado de Lavasar (1928 metros).

Mirando a la Ribagorza desde la Colladeta
Es aquí donde da comienzo nuestra ruta. En la parte trasera del refugio encontramos el GR-15 procedente de Saravillo que se dirige al circo de ArmeñaSeira y Barbaruens comunicando, de este modo, las comarcas del Sobrarbe y la Ribagorza

Desde el refugio ya se ve la cresta que vamos a recorrer excepto la Peña las Diez, que no es apreciable desde este punto, y otras cimas que circundan el ibón como la Punta Alta (2735 metros), Picollosa (2708 metros) y La Ribereta (2685 metros).

Resalte rocoso que bordeamos por la derecha
Tras un breve descenso avanzaremos sin apenas desnivel enlazando, minutos después, con el PR-HU-87 que asciende desde el pueblo de Plan por el barranco del Ibón (1870 metros). A partir de ahora, el GR-15 y el PR-HU-87 coinciden en su trazado, por lo que podemos ver marcas de ambos senderos. 

Cruzaremos el barranco del Ibón y atravesaremos verdes praderas para llegar en poco menos de media hora a la Basa la Mora (1900 metros), uno de los ibones más bonitos de todo el Pirineo que se encuentra rodeado de pino negro y de un abrupto e imponente circo glaciar.

Hacia la Peña las Diez. Vamos dejando la Colladeta abajo
Con el estiaje, el nivel del agua se reduce pero siempre merece la pena acercarse hasta aquí. Es una excursión muy sencilla y popular, perfecta para realizar en familia. Dar este pequeño paseo y relajarse en su orilla es un plan ideal para pasar el día.

Nosotros continuamos el GR-15 siguiendo el panel direccional ubicado metros antes del ibón que nos conducirá hasta la llamada Colladeta del Ibón. Rodeados de lirios, seguiremos con atención las marcas rojas y blancas ganando altura poco a poco. En algún tramo, el sendero se desdibuja y las marcas se pierden, pero como se intuye perfectamente el collado no nos preocupamos.

Llegando a la Peña las Diez. Al fondo, la sierra de Chía
Pasaremos por una zona donde los efectos de inviernos anteriores se hacen notar, con numerosos ejemplares de pino caídos presumiblemente por la fuerza de algún alud.

Volveremos a encontrar unas bien visibles marcas de GR y caminaremos por un sendero que discurre entre un mar de piedras por la ladera que se desploma desde la cresta que vamos a recorrer, hasta llegar a la Colladeta del Ibón (2351 metros) en una hora y cuarto desde la Basa la Mora.

Imponente la Peña las Once desde la Peña las Diez
En la Colladeta nos despedimos del GR-15 y del PR-HU-87, que descienden de la mano hasta separarse en las proximidades del Paso de las Garzas

Veremos un sendero sin señalizar a media ladera que es la opción más sencilla para ascender a la cresta, pero optaremos por ascender de forma más directa guiándonos por un hito de piedras que marca el inicio de un camino pedregoso, ubicado a mano izquierda de la Colladeta.

El camino se sigue mediante hitos bien visibles entre tanta piedra y rodea por la derecha un resalte rocoso hasta llegar a una corta y sencilla trepada donde tendremos que apoyar parcialmente las manos. Una vez salvado este tramo, comienza una dura e incómoda pedrera hasta alcanzar la cresta y la primera cima del día, la Peña las Diez (2568 metros - 30 minutos).

Cabecera de la Bal de Chistau desde la Peña las Once
Comenzamos a recrearnos con la panorámica. Siguiendo la cresta, el ascenso a la Peña las Once impresiona pero no tiene ninguna dificultad, llegando a ésta segunda cima en 20 minutos tras haber observado gran cantidad de edelweiss.

La Peña las Once (2658 metros) es el punto más alto de la ruta. Un lugar para disfrutar de un entorno espectacular. Gran parte del Sobrarbe y de la Ribagorza es visible desde su cumbre.

La cabecera de la Bal de Chistau a nuestros pies. Los pueblos de Plan, San Juan de Plan y Gistaín con el mirador de Puyadase y las bordas de La Poma. El encanto de La Comuna, las bordas de Serveto y el pueblo de Señés, el Tozal de Igüerra (1956 metros) y las peñas Cuezo (1921 metros), Artiés (1642 metros) y San Martín (1792 metros), éstas dos últimas separadas por el Collet

Peña las Once y su mar de piedra
Los picos Pegueras (2045 metros) y Bacibosa (1993 metros), la Peña de Sin (1643 metros) en cuya falda se halla el Plan de Sebillún, la cresta formada por los picos Maristás (2419 metros) y Punta l’Orbar (2420 metros), la sierra de Fubillons y la Cruz de Guardia. El curso de los ríos Cinqueta y Cinqueta de la Pez, los picos Montó (2462 metros) y Bachimala (3176 metros) y la cresta de Culfreda.

Al noroeste, las puntas Fulsa (2866 metros) y Suelza (2972 metros), el Portiello de Tella, el Castillo Mayor (2014 metros) y la Garganta de Escuaín, los Sestrales, las Treserols, el valle de Pineta con los Astazous al fondo, los valles de Chisagüés y Barrosa y los tresmiles de La Munia (3132 metros) y Robiñera (3002 metros).

Pico Mediodía. Peñas Artiés y San Martín y La Comuna
Al este, la conocida sierra de Chía y la inconfundible mole del Turbón (2492 metros) al sureste. Al noreste el collado de Sahún que hace de nexo con el valle de Benasque, los macizos del Posets y las Maladetas, las Forquetas, los Eristes, el Aneto (3404 metros) y el Vallibierna (3067 metros).

Al sur el macizo de Cotiella y la cresta de Armeña y, al oeste, el ibón de Plan en el fondo del circo glaciar rodeado por la cresta que estamos recorriendo por un lado y por el mirador de La Truesa, la Punta Es Litás (2623 metros), los Puntons Royos y la Peña de la Una (2699 metros) por el otro. Por detrás, aparecen tímidamente los Mobisones y Punta Lierga (2267 metros).

Basa la Mora desde la cresta
Continuamos la cresta descendiendo de la Peña las Once con fuerte pendiente para llegar en 45 minutos a la Peña Mediodía (2468 metros). Algunos pinos aislados en las proximidades de la cima nos dan algo de sombra. 

Una mirada atrás nos aportará una diferente e imponente perspectiva de la Peña las Once y su descenso, así como el mar de piedras de su vertiente norte.

Si continuamos cresteando, podemos ver un vértice geodésico en la cima del pico Mediodía (2427 metros), al que llegamos en otros 20 minutos finalizando así la zona más aérea de la ruta. 

Plan, San Juan de Plan y Chistén
Ya sólo nos queda el descenso por la pedrera. Sin un camino definido, vamos perdiendo altura por donde mejor lo veamos. La piedra está muy suelta y resbaladiza y cuesta avanzar. En este tramo hay que tener paciencia y buscar los mejores apoyos.

Finalizada esta zona llegaremos, en unos 45 minutos, a una zona herbosa (2160 metros) que viene muy bien para descansar las piernas. Seguiremos perdiendo altura en dirección sureste hasta volver a enlazar con el GR-15 y el PR-HU-87 y terminar deshaciendo el sendero por el que habíamos venido desde el refugio de Lavasar.

La cresta recorrida y la Colladeta del Ibón
Ruta en su mayoría circular con una distancia de 10 kilómetros y un desnivel positivo acumulado de unos 900 metros realizada en 5 horas y cuarto sin contar paradas.

Track de Wikiloc aquí.

Sigue nuestros vídeos en nuestro Canal de Youtube.

Sigue nuestra galería fotográfica en Pinterest. Todas las fotos de nuestras rutas se encuentran aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario