martes, 12 de abril de 2016

Ibón de Escalar y Lac Bersau desde Astún

Lac Bersau. Hourquette, Signal de Gouetsoule y Poundettes
Esta semana os detallamos otra espectacular ruta con raquetas. Esta vez, nos marchamos a Astún para descubriros el ibón del Escalar y el lago francés de Bersau, el primero de los que conforman la zona conocida como los Lagos de Ayous (Lacs d’Ayous).

Es la ruta físicamente más exigente que os hemos descrito con raquetas hasta la fecha, inmersa en un entorno único en el que destacará por encima de todo la gran mole del Midi d’Ossau (2884 metros).

Lecherines, Aspe, Zapatilla y Llena de la Garganta
Nuestro punto de partida es el parking de la Estación de Esquí de Astún (1720 metros). Desde el inicio, ascendemos en dirección norte paralelos a la margen izquierda del barranco del Escalar.

Vamos dejando el complejo de la estación, La Raca (2277 metros) y el macizo del Aspe a nuestras espaldas. Custodiados por la cresta formada por los picos fronterizos Bénou (2267 metros), Belonseiche (2297 metros) y la Punta Escalar (2283 metros) ascendemos de forma cómoda y progresiva.

Ibón de Escalar y Pico de los Monjes
Decidimos cruzar el barranco y seguir por su menos pronunciada y más segura margen derecha (1970 metros) viendo que la ladera a la que nos dirigíamos caía al barranco con fuerte pendiente.

Tras una hora y cuarto de marcha llegamos al ibón del Escalar o de las Ranas (2080 metros), que se intuye escondido bajo un grueso manto de nieve esperando el deshielo. ¡Qué diferencia a cuando lo vimos en verano! Un rincón siempre bello en cualquier época del año.

Midi d'Ossau, Peyreget y Paradis
Tras una pequeña parada para reponer fuerzas continuamos el camino. Pasamos por encima del ibón para ascender, en una media hora, al collado de los Monjes (col des Moines – 2168 metros) que marca la frontera con Francia.

Este collado es uno de esos lugares que guardas en tu cabeza y del que nunca marcharías. Obligada parada para contemplar un cara a cara con el coloso e imponente Midi d’Ossau. A su lado, el Peyreget (2483 metros) pasa totalmente desapercibido.

Collado y Pic Casterau
Inmensa la panorámica que divisamos. Además de los dos franceses mencionados, aparecen otros muchos picos como el Anayet (2574 metros), el Vértice (2559 metros), Paradis (2129 metros), Casterau (2227 metros), Ger (2613 metros), los Gabizos, Lurien (2826 metros), Palas (2974 metros), Soques (2716 metros), así como varios tresmiles del valle de Tena como el Balaitous, las Frondiellas, los Infiernos y el Garmo Negro.

Crestas de Ayous
A nuestra izquierda vemos la cresta de acceso al pico de los Monjes (Pic des Moines – 2349 metros) con algunos atrevidos montañeros descendiendo del mismo entre la nieve espolvoreada por el frío viento que soplaba.

Ya en territorio francés seguiremos por la falda este del pico de los Monjes buscando la forma más sencilla de descender al valle, donde se ubica el Lac du Plaa de las Baques (2020 metros), invisible entre tanta cantidad de nieve. En verano, esta planicie está llena de caballos y vacas pastando.

Caminando entre nieve virgen
Buscaremos entonces el evidente collado que se encuentra a la izquierda del Pic Casterau, a cuyos pies se encuentra el ibón del mismo nombre.

Ascendiendo mediante lazadas llegaremos a lo alto de este collado (2080 metros) y, poco después, al enorme Lac Bersau (2100 metros) cubierto de nieve y rodeado por los picos de Bielle (2313 metros), Hourquette (2384 metros), Signal de Gouetsoule (2353 metros), las Tres Poundettes y Larry (2337 metros).

De regreso. Col y Pic des Moines
Tras menos de 3 horas y media dimos por finalizada la ida en la orilla del Lac Bersau. Si continuásemos poco más de un kilómetro llegaríamos al Refugio de Ayous (1980 metros) y a los lagos Gentau (1950 metros) y Roumassot (1850 metros), en las faldas de la cresta de Ayous.

La vuelta la realizamos casi por el mismo camino en 2 horas y media. Llaneamos más por el valle hasta encarar el collado de los Monjes, donde nos recibió una ventisca que nos impidió volver a disfrutar de su panorámica.

Barranco del Escalar. Últimos metros para llegar a Astún
El descenso hasta Astún desde el ibón del Escalar lo hicimos por el interior del barranco al ser una zona más protegida del viento. 

Cuando la nieve iba a dar paso al agua, nos salimos del cauce para descender paralelos a su margen izquierda hasta el parking de la estación de esquí.

Bonitas luces vespertinas sobre la silueta de los Lecherines, el Aspe (2645 metros), La Zapatilla (2225 metros), Llena de la Garganta (2599 metros), la Brecha Wallon y Llena del Bozo (2559 metros).

Pic des Moines, Casterau y cresta de Ayous
Ruta con raquetas de nieve de 10’5 kilómetros de distancia y unos 900 metros de desnivel positivo acumulado realizada en 7 horas, una de ellas estando parados.


Sigue nuestra amplia galería fotográfica en Pinterest. Todas las fotos de nuestras rutas se encuentran aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario